Excelente acogida ante la gran actuación de Yllana ayer en el Castillo de Aínsa

Ante un millar de espectadores, entre los que se encontraba el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Ramón Miranda, la compañía teatral Yllana despertó infinidad de carcajadas ante el auditorio que siguió con atención su espectacular y trabajada puesta en escena con la obra “Brokers”. Cuatro ejecutivos sobre el escenario parodiaron el mundo de las altas finanzas. Fanáticos de la moda, del culto al cuerpo o de las últimas tecnologías, los actores de Yllana retrataron con un onomatopéyico sentido del humor el universo del lujo y del dinero, con situaciones ridículas que provocaron las constantes risas del público, también protagonista del espectáculo.
Fidel Fernández, Antonio Pagudo, Antonio de La Fuente y Luis Cao, con el humor universal del teatro gestual congregaron a numeroso público en la pasada noche del jueves que apoyó con su aplauso a la compañía y a la apuesta que la organización ha hecho en esta edición del festival al incluir el teatro en la programación.

Tres fotos de la actuación de ayer en el castillo

Anuncios

Consejo sobre el baño en verano

¿Existe realmente el corte de digestión? Sabemos que hay dos grupos los que piensan que es un mito y los que lo consideran una verdad.
Lo cierto es que según leemos en microsiervos, el término “corte de digestión” es erróneo ya que no existe como tal. Realmente los problemas que pueden ocurrir en una persona al introducirse en el agua se relacionan más con otras situaciones que con la propia digestión y por ello con el aparato digestivo.
En ocasiones se produce un síncope o pérdida de conocimiento al haber diferencia diferencia de temperatura entre la superficie del cuerpo y el agua, que se denomina síncope de hidrocución. Para evitarlo hay que prevenir exponerse prolongadamente al sol y los ejercicios físicos intensos antes del baño, el baño después de las comidas (especialmente si han sido copiosas o se han ingerido bebidas alcoholicas) y la entrada brusca al agua fría. ¿Está clara la razón no? Todo lo antes mencionado aumenta la temperatura corporal, la cual desciende bruscamente al entrar en contacto con el agua.
Lo conveniente es entrar poco a poco en el agua para que el cuerpo se adecue progresivamente a la nueva temperatura. Además, una vez dentro del agua se debe salir rápidamente o pedir ayuda si se siente mareo, escalofríos, náuseas, visión borrosa o zumbidos de oídos (…) no son los niños los más proclives a sufrir este tipo de accidentes; y que, aunque el término “corte de digestión” sea incorrecto, hay que tener cuidado con el baño en determinadas situaciones.