El show de humor y Divertimento

El show de humor de Javier Segarra congregó a casi medio millar de personas en el jardín del museo de artes y oficios de Aínsa.
El espectáculo se desarrolló durante cerca de dos horas, compaginando música con el humor.
Antes, el grupo de Monzón, Divertimento, animó a jóvenes y mayores con su música y baile.
La lluvia, amenazadora, no hizo acto de presencia durante las actuaciones, para aparecer más tarde y retrasar el comienzo de la segunda sesión de baile.

Un “oye mamá” (un poquito de humor)

Fuente: Adaptación de Microsiervos

– Oye mamá… Me lo he pasado demasiado bien en Sobrarbe este verano. Río, deporte, excursiones…
– Hijo, ¡Eso es bueno!
– No mamá: Yo he intentado aburrirme, pero no he podido.
– ¿y eso?
– Es que mamá, el tiempo pasa demasiado rápido cuando lo pasas bien y yo quiero aburrirme porque si no me voy a hacer viejo enseguida y no me va a dar tiempo a ser nabatero, excursionista, guía… o incluso a recorrer todo el territorio.

Uno de Tella y uno de Bestué con un poquito de humor de Sobrarbe

Hace dos días, preguntando por el gaitero de Bestué, la gaita, etc. me contaron una historia que reproduzco (no literal).

gaitadebestue_gaita

Cuentan que hace mucho tiempo había dos personas, una del pueblo de Tella y otra de Bestué, las cuales se encontraron y empezaron a hablar ya que por su proximidad y las relaciones “comerciales” entre ellos ya se conocían.
Resulta que para las fiestas de Bestué siempre tenían el mismo músico, el gaitero de Bestué (del que os hablaré seguro más adelante en el blog).
El de Bestué le preguntó al de Tella que qué preparaban para la fiesta de ese año, a lo que el de Tella le contestó:
– Tendremos un músico que toca la Mandolina.
Entonces el habitante de Tella le preguntó a Bestué por la fiesta de este último, a la que le respondió:
– Este año tendremos la gaita (el gaitero con la gaita de Bestué).
Entonces el de Tella le dijo:
– Vosotros siempre tenéis lo mismo. No sé por qué no cambiáis, tenéis gaita para los domingos, para navidad, para la fiesta pequeña y la grande… siempre gaita.
A lo que el de Bestué le contestó:
– Más vale una gaita de palmo y medio que 20 mandolinas juntas.